SJA nº 01

Titulo: Karotequia (I)
Autor: Miguel Angel Naharro
Portada: Ruben Davila
Publicado en: Octubre  2011

¡Action Tales y Tierra -53 presentan una nueva era de gloria para la SJA! ¡Nueva etapa para el grupo! Tras Imperio, la Sociedad de la Justicia se reorganiza con sangre nueva ¡Justo a tiempo para sufrir el ataque de una nueva y peligrosa amenaza!

Durante los días de la Segunda Guerra Mundial, un grupo de hombres misteriosos se unió para formar el primer y más grande grupo de superhéroes de la historia. Hoy, más de medio siglo después, su legado continúa vivo de la mano de una nueva generación de héroes. Ellos son la Sociedad de la Justicia de America. Ellos son la...




En la ciudad de New York hay muchas cosas emblemáticas y representativas, pero una de la que más orgullo se sentía la gente era la sede de la Sociedad de la Justicia de América. El Cuartel General de la SJA en Manhattan era la antigua mansión del difunto Wesley Dodds, el primer Sandman, y además de servir de cuartel y vivienda de los miembros del grupo era donde se hallaba el museo de la SJA.

Alex Friedman se encontraba algo inquieto e incluso nervioso por haber sido invitado a este emblemático lugar y estar en su interior. La verdad es que la mansión causaba un cierto respeto, era solido y se podía sentir que era un lugar especial, no una simple mansión como cualquier otra.

-¿No es fantástico? Aunque es un poco clasista y debería entrar en el siglo veintiuno ¿no es maravilloso estar aquí?

Alex se dio la vuelta, para ver quién era la mujer que le hablaba, y se quedó estupefacto. Ante él tenía a una escultural mujer de no más de veintipocos años, de un largo cabello negro, espectaculares curvas y una esbelta figura. Llevaba un ajustado uniforme amarillo y verde, con una capa ondeando el viento. Lucia unas gafas verdes transparentes, donde se podían observar sus bonitos ojos. Era un uniforme de superheroina que no dejaba mucho a la imaginación, desde luego.- Pensó Alex.

-¿Tambien te han invitado? Soy Stormy Knight, aunque cuando llevo este modelito prefiero que me llamen Phantom Lady.- Observó la joven guiñandole un ojo.

Alex se quedó pensativo.

-Me llamo Alex Friedman.- Dijo sin dejar de mirarla.- Me suenas mucho, creo que algunos de mis alumnos tienen tus fotos en sus carpetas. Eres famosa ¿verdad?

Phantom Lady se echó a reír. Era una risa agradable.

-Vaya, alguien que no me reconoce, eso sí es una novedad. Cantante pop, actriz y muchas cosas más, pero no lo digas muy alto o pueden aparecer los paparazzi.- Comentó divertida Stormy Knight.- Aunque en realidad lo que más me gusta es ser superheroina.

-Discúlpame, no suelo ver mucho la tele, soy profesor de arqueología y se puede decir que soy un ratón de biblioteca, libros antiguos y polvorientos mayormente.

-¿Arqueólogo? Vaya, de niña estaba colada de Indiana Jones ¿sabes? –Dijo Stormy echándole un vistazo de arriba abajo.- Estas muy mono con esas gafas, pero me gustaría ver tu identidad superhéroica.

Alex Friedman se llevó la mano al pecho y notó debajo de la camisa el amuleto en forma de escarabajo. Un aura dorada y brillante lo envolvió haciendo entrecerrar los ojos a Phantom Lady. Cuando hubo cesado, el hombre llamado Alex Friedman estaba enfundado en una armadura ligera plateada y azul, había dado paso a…

-¡Soy Silver Scarab!

-Mmm bonito traje, me gusta. – Dijo ella con una mirada picara.- Así que Silver Scarab, nunca había oído hablar de ti.

Una esfera de metal paso flotando por encima de ellos, como observándolos.

-¿Qué es eso?- Dijo sorprendido Silver Scarab.

-¿Un sitio clasista? A mí me gusta, un sitio con clase y que refleja el lugar donde se reúne el primer grupo de héroes de la historia.- Observó Hourman (1).- Los lugares de alta tecnología déjaselos a los Titanes y grupos así. Esto es primera división, es la SJA.

-¿Nos estabais observando?- Preguntó Phantom Lady.

-Por supuesto.- Dijo Mr. Terrific (2) haciendo que su Esfera-T regresase a su lado.- Bienvenidos a la Sociedad de la Justicia de América,

La chica sonrió.

-Eres Mister Terrific y el otro es Hourman .- Comentó Stormy Knight a Silver Scarab.- He hecho los deberes.

- Primera división ¿he? Si, vamos a estar entre los grandes.- Comentó Silver Scarab.

Hourman esbozó una sonrisa. Cuando tuvieron las bajas de Flash, Sentinel, Wildcat y Powergirl(3) decidieron iniciar una campaña de reclutamiento de nuevos miembros para el grupo. Buscando héroes que continúan un legado, siguiendo la tradición de la SJA elaboraron una lista de candidatos, de los que Silver Scarab y Phantom Lady fueron propuestos y aprobados, sabiendo que eran nuevos en el negocio, pero con mucho potencial.

-Os haremos el recorrido habitual para los novatos.- Dijo Terrific.

Cruzaron por amplias salas llenas de todo tipo de objetos y estatuas de la mayoría de los miembros del grupo y sus enemigos acumulados en su larga y exitosa trayectoria.

Hasta Phantom Lady se quedó boquiabierta ante la riqueza y la maravilla de todo lo expuesto allí. Silver Scarab estaba simplemente entusiasmado, se podía decir que era auténtica arqueología de la historia de los superhéroes lo que estaba contemplando.

-¿Ese es un drakkar vikingo auténtico?-Dijo Silver Scarab señalando a una embarcación en medio de una de las salas.

-Un recordatorio del particular Ragnarok de la SJA.- Apuntó Hourman.

Phantom Lady y Silver Scarab se miraron confusos.

-Es una historia muy larga, ya os aprenderéis las batallitas del grupo poco a poco.- Comentó una chica rubia con un uniforme azul con estrellas blancas y un cinturón rojo, llevaba una vara dorada apoyada en un hombro y no dejaba de sonreír alegremente.- Soy Stargirl ¡bienvenidos!

Detrás de Stargirl se hallaba un imponente Nuklon, que media cerca de tres metros de altura, una hermosa chica de piel color esmeralda les acompañaba.

-Realmente es todo un honor haber sido invitado a unirme a la Sociedad.- Contestó Silver Scarab.

-Llamándote Silver Scarab era la mejor opción para ir completando a los Infinitys dentro del grupo.- Dijo Jade(4) divertida.- ¡Ya somos mayoría!

-¿Infinitys?- preguntó Phantom Lady sin comprender a que se referían.

-Jade, Obsidian, Hourman y yo mismo pertenecíamos a Infinity Inc(5), un grupo que iba a ser la nueva generación de héroes.- apuntó Nuklon(6) acercándose a ellos.- Nos quedamos un poco por el camino, pero míranos, la mayoría hemos acabado en la Sociedad ¿Quién lo iba a decir?

-Eres todo un gigante ¿Cuánto mides?- Dijo Phantom Lady levantando la vista.

-Tres metros, pero puedo aumentar mi tamaño a voluntad- bservó Nuklon.- He visto tus videos y escuché tu último disco.

-Vaya, un fan.- dijo Stormy dibujando su sonrisa más encantadora.- ¿Y qué te pareció?

-¿Alguien puede ponerle un babero a Al, por favor?- dijo Stargirl(7) en voz baja a Jade mientras miraba a Nuklon y Phantom Lady charlando.

Jade soltó una risita.

-Creo que se le van a salir los ojos de las órbitas mirando a Phantom Lady.- comentó Jade.- Esta claro que es una mujer que no puede pasar desapercibida para el género masculino.

-¿Tu crees, Jennie? Michael ni ha pestañeado.- inquirió Stargirl.

Las dos chicas miraron a Mister Terrific que miraba impasible.

-Terrific es un caso aparte, Courtney- oObservó Jade mirando a su compañera.- ¿No será que estas celosa?

Stargirl abrió mucho los ojos y pareció algo nerviosa.

-¿Celosa? ¿Yo?

-Te has puesto roja, Al te gusta, ¿he?- dijo Jade guiñándole un ojo.

Courtney se mordió el labio.

-Al puede ligar con las chicas que quiera, me importa un bledo.

Jade sonrió sabiendo que no era del todo sincera.

-Es bueno tener de nuevo a un Silver Scarab con nosotros.- dijo una voz a la espalda de Alex Friedman.

Alex dio un salto al ver como surgía la forma de Obsidian(8) , formándose de la oscuridad su cuerpo. Su era rostro oscuro e inquietante, donde sólo se podía discernir sus ojos y su boca

-Me llamo Todd, pero puedes llamarme Obsidian.

-Obsidian, me has dado un buen susto, amigo.- comentó Alex resoplando.

-Me pasa más a menudo de lo que me gustaría.- inquirió Obsidian en tono amargo.

-Espero no perder en las comparaciones con el primer Silver Scarab.-dijo Alex.

Obsidian le puso una mano en el hombro.

-Yo pasé esa etapa, como superhéroe sin experiencia quise unirme con mi hermana a la Sociedad, y aunque no nos admitieron esa primera vez, lo hicimos bien, como lo harás tú. No tengas miedo ni te sientas intimidado, verás que somos una gran familia.

-¿Y qué fue de mi antecesor?

-Se llamaba Hector Hall(9) y ahora es quien lleva el manto del Doctor Fate.- dijo Obsidian.- No se encuentra aquí en este momento, pero aparece y desaparece cuando quiere por el grupo.

-El Doctor Fate.- repitió Silver Scarab.- Realmente impresiona saberlo.

-Seguro que tendrás la oportunidad de conocerlo en persona.- comentó Obsidian.- Una vez esté de vuelta, será como si Infinity Inc se reunirse de nuevo, recordando tiempos muy felices para mí…

Obsidian lo dijo con nostalgia y algo de amargura.

En aquella época miraba el futuro con optimismo, aunque no era todo tan bonito ni tan bueno como hacia aparentar a los demás. El trauma de los malos tratos y abusos de su padre adoptivo se vieron relegados al descubrir que tenía una hermana melliza y que su padre era en realidad Alan Scott, el primer Green Lantern. Pero seguían dentro de él, lo que unido a sus problemas mentales acabaron produciéndole la locura al abusar de sus poderes. Queriendo sumir al mundo en la completa oscuridad. Enajenado, se unió a los villanos Mordru y Eclipso y casi anega a la Tierra en la Tierra de las Sombras(10) . Su padre y la SJA lo derrotaron y consiguieron curar su locura y aparentemente sus poderes le abandonaron. Fue hospitalizado y permaneció bajo atención médica, además de la supervisión de su padre y hermana. Hace poco tiempo, a punto de recibir el alta médica, sus poderes se manifestaron de nuevo, aunque debilitados. Entonces su padre y la Sociedad consiguieron convencer a la D.E.O.(11) de que saliese en libertad bajo la tutela y responsabilidad de la Sociedad de la Justicia.

Su hermana Jennie se puso tan contenta que decidió ingresar en las filas del grupo con él. Sabía que todas las miradas estaban puestas en él, que aunque no lo dijesen, temían que volviese a abrazar su lado más oscuro de nuevo. Eso nunca sucedería, todo el daño que había hecho, todas las vidas segadas por su mano… Y lo peor era la traición a su familia y a sus amigos. Eso nunca volvería a suceder, antes prefería morir que volver a traicionar su confianza. No volvería a decepcionarlos, se ganaría la redención que tanto anhelaba alcanzar.

Terrific se acercó a Hourman.

-Ya estamos de nuevo completos como equipo, tenemos cubiertas las bajas finalmente.- Observó Terrific.-Podemos dar por cerrado el proceso de selección.

-Aún hay posibilidad de uno más.- apuntó Hourman.

-El paciente de Mid-nite.- dijo Terrific.

En la enfermería de la mansión, se hallaba el rincón de trabajo del Dr. Mid-nite. El Doctor además de aventurero, había sido un reconocido médico en el pasado, hasta que una explosión le arrebato la vista. Una droga experimental interactuó con otros químicos en su corriente sanguínea permitiéndole ver en el espectro infrarrojo. En los últimos años se había especializado en la medicina con los llamados meta humanos, aún así, su paciente actual no era muy habitual incluso para él.

En un rincón de la sala, se encontraba aparentemente inmóvil lo que parecía un robot metálico de color azulado. Su diseño a ojos de quien le observase podría parecer algo arcaico e incluso retro, nada que ver con un robot fabricado en pleno siglo veintiuno.

Era comprensible, ya que fue fabricado en la década de los cuarenta. El hombre que una vez fue Robert Crane miraba a través los sistemas ópticos de quien fue conocido como Robotman.(12)

Durante la segunda guerra mundial Crane era un científico que trabajaba en la creación de un complejo robot y fue asaltado mientras permanecían en su laboratorio y herido mortalmente. Su ayudante tuvo una idea desesperada y colocó su cerebro en el cuerpo del robot; y entonces sucedió lo imposible. Su mente consiguió vivir dentro del robot y controlarlo como si fuese si propio cuerpo. Aunque temido por su aspecto y su condición robótica, fue un héroe que perteneció a las filas del All Star Squadron durante lo que duró la guerra. Siguió combatiendo el crimen durante los años cincuenta, hasta que su asistente de laboratorio, Charles Grayson, que se moría de una enfermedad cerebral le donó su cuerpo tras su fallecimiento para que pudiese transferir su cerebro, y así poder vivir como un ser humano de nuevo. Como Charles Grayson se forjó una nueva vida, conoció a una mujer llamada Anna Green, que se convirtió en su esposa y con la que fue muy feliz formando una familia. Hace poco se hallaba rodeado de sus hijos y nietos, iba a morir habiendo tenido una vida plena y llena de satisfacciones.

Exhaló su último aliento y esperaba reunirse con su querida Anna… Y entonces sucedió. Despertó dentro otra vez de su viejo cuerpo robótico, que guardaba como una reliquia en un almacén abandonado tiempo atrás. ¿Cómo podía suceder? ¿Por qué no estaba descansando en paz? Tenía que estar con sus seres queridos y estaba de regresó a la Tierra por un capricho del destino. En cuanto abandonó el almacén y vagó por las calles solitarias decidió acercarse al cuartel general de la SJA para pedir ayuda.

-¿Y bien? ¿Cuál es el veredicto?-preguntó Robotman(13) a Mid-nite que se hallaba enfrascado en la lectura de los resultados de los exámenes realizados.

-No tengo explicación, señor Crane. –dijo Dr. Mid-nite. Anteriormente su cerebro se hallaba en el interior del cuerpo robótico, pero ahora no es el caso. ¿Su esencia atrapada en el robot de algún modo? No lo puedo saber, no es mi campo.

-No lo comprendo, debería estar en el otro mundo y sigo aquí, atrapado en el viejo cuerpo de Robotman.- dijo algo contrariado Robotman.- ¿Por qué sigo aquí?

-Puede que haya una buena razón para ello, señor Crane.- dijo Hourman entrando en la enfermería.

-¿Y qué podría ser esa razón?-preguntó el robot.

-En realidad no lo sé, pero es posible que se te haya dado una segunda oportunidad, una nueva ocasión de usar tus habilidades para el bien. Créeme, intentaremos averiguar que es lo que ha sucedido realmente, pero mientras tanto ¿Por qué no te quedas con nosotros? tu experiencia sería muy bienvenida en estos momentos.

Los sensores foto-eléctricos que eran los ojos de Robotman parecieron brillar con más intensidad.

-¿Me ofreces unirme a la Sociedad de la Justicia?... Yo, no sé qué decir.- dijo dubitativo Robotman.- Es un honor que penséis en mi… Pero estoy algo oxidado y no me refiero sólo a algunos componentes de mi cuerpo mecánico.

-Pues di que sí, puedes seguir marcando diferencias junto a nosotros.-comentó Hourman.

Robotman se quedó pensativo. No podía volver a su casa, ni irse a vivir con sus hijos. Mientras siguiese atrapado en el robot necesitaría un lugar donde quedarse realmente. Y si alguien podía ayudarle a saber que le había ocurrido eran ellos. ¿Qué podía perder?

-Será un privilegio, Hourman.- Dijo Robotman.- Y por favor, llamadme Robert o Bob, no señor Crane.

-Bienvenido a la Sociedad de la Justicia de América, Bob.- dijo Hourman sonriendo.-Podemos ir a que conozcas al resto de tus compañeros.

-Mejor lo dejamos para más tarde, Rick, Bob necesita recargar las baterías de su cuerpo de Robotman, que se encuentran casi agotadas. –apuntó Mid-nite.- No queremos que te quedes paralizado en mitad de un pasillo ¿verdad?

Robotman asintió. Siguiendo las instrucciones de Mid-nite se acercó a un panel y se acopló unos cables al torso de metal. Se quedó inmóvil por completo, como si se hubiese desactivado.

Hourman se quedó mirando al robot inerte.

-¿Seguro que estará bien?

-No tienes que preocuparte, es como si estuviese en stanb by.- comentó Mid-nite.

-Creo que le añadiré algunas mejoras a Robotman, cómo una células energéticas que eviten que tenga que recargarse.

Mister Terrific observaba desde el umbral de la puerta, con sus Esferas T flotando alrededor de él.

-Lo has examinado desde el lado médico, pronto será mi turno desde el científico.- dijo Terrific analizando el diseño del robot minuciosamente, como si fuese un ordenador.- Asumo que Robotman se une al barco ¿cierto?

Hourman asintió.

-Su experiencia nos vendrá bien. Tras la baja como miembros del grupo de Jay, Ted y Alan, nos encontramos sin ningún miembro fundador en activo en la Sociedad y algunos de los nuevos están un poco “verdes”.

-No creo que se puede decir que Jade, Obsidian o Nuklon carezcan de experiencia, Rick.- añadió Mid-nite.

-No tengo dudas de ellos, aunque Obsidian me crea cierta preocupación.

Terrific frunció el ceño.

-Temes que su oscuridad lo vuelva a reclamar y a dominar.(14)

Hourman resopló.

-Como presidente actual de la Sociedad, es parte de mi trabajo mirar todas las posibles opciones y preocuparme de lo que podría ocurrir. Según todos los exámenes psicológicos, Todd esta estable y parece muy ilusionado con ser parte de nosotros, pero no me parece mala idea estar atento a sus evoluciones.

-Estoy de acuerdo.- observó Terrific.- Aunque esa posibilidad se me antoja muy remota, siempre estará ahí. Al chico le daremos el beneficio de la duda de todos modos, tanto él como Alan se lo merecen-

-Sin duda. De los nuevos candidatos me crea incertidumbre Phantom Lady.

-No te gusta el estilo de estrella pop de la chica ¿he, Pieter?-dijo Hourman.- Reconozco que tener a una superheroina que sale en las portadas de la prensa rosa y tiene hasta su propia línea de ropa puede resultar algo desconcertante. Son nuevos tiempos, quien sabe, puede que en el futuro todos los superhéroes sigan su camino.

Mid-nite esbozó una sonrisa.

-Nunca se sabe, pero no lo creo. Me extraña que fueses tu quien la apadrinase, Michael, no parecéis tener mucho en común.

-No debéis fiaros de las apariencias.- dijo Mr. Terrific de modo enigmático.- Su aportación será más beneficiosa de lo que creéis.

-Los necesitaremos a todos, la Sociedad de la Justicia tiene que seguir adelante, seguir siendo lo que siempre ha sido e intentar evitar llegar a ciertos extremos.- comentó Hourman.

Terrific alineo a sus esferas T para crear un holograma mostrando imágenes de una batalla en los cielos, con grandes explosiones y fuego a discreción por todos lados.

-Te preocupa Carter(15) y lo que sucedió con la Liga de la Justicia en Qurac.(16)-añadió Terrific.- El gobierno aún echa humo con el incidente internacional creado por la Liga.

-No dejó en buena posición a nadie con esa acción. Hawkman siempre ha sido muy impulsivo, pero debió haberse controlado.- dijo Hourman torciendo el gesto.

-Entiendo la rabia que tuvo Carter tras el atentado en Chicago y los cientos de heridos y muertos, todos la sentimos. A veces pienso tras sucesos tan dolorosos en si hacemos realmente lo suficiente(17) .- dijo Mid-nite.

-¿En algún momento quien no lo ha hecho? Es humano.- apuntó Terrific.- Estoy seguro que Carter sabe lo que se trae entre manos, no hay que ponerse nerviosos, eso dejádselo a los políticos.

-Probablemente tengas razón, Michael. Confiaremos en Carter y en su nueva Liga de la Justicia, seguramente sabrá lo que tiene que hacer. Aún así, permaneceremos atentos a lo que haga.-Dijo finalmente Hourman pensando en si su compañero Carter Hall era consciente de la caja de pandora que quizás hubiese abierto con sus actos. 

 Joy y sus amigos se reunían a menudo después de las clases para fumar unos cigarrillos y echarse unas risas comentando cosas del instituto. El callejón era un sitio discreto, donde sentados en unas cajas nadie les molestaba y estaban ocultos a miradas indiscretas.

Un pequeño remolino de viento se empezó a formar y en su interior surgió primero una mano pálida, siendo acompañada después por el resto del cuerpo. Un ser grande y fuerte, de piel pálida y blanquecina y unos ojos muertos, pues no estaba realmente vivo, si no que era una deformación grotesca de la vida.

La criatura gritó enfurecida.

Los jóvenes salieron huyendo despavoridos. La criatura caminó con pesados pasos que hicieron temblar el suelo por donde pisaba. Salió en medio de una transitada calle y vio los altos rascacielos y todo lo que le rodeaba. Y eso le enfureció.

-¡Alguien ha traído a Grundy a la ciudad! ¡Lo pagarán! ¡Nadie engaña a Solomon Grundy!

Ted Grant(18) se dirigía al gimnasio. Tenía ganas de darle unos cuantos golpes al saco de boxeo y realizar un poco de ejercicio. Podría haberlo hecho en su nuevo y flamante gimnasio que había inaugurado hacía pocas semanas, pero le apetecía volver a respirar el aire del cuartel de la Sociedad y ver que tal les iba. En realidad a veces se preguntaba si el mundo de los negocios era lo suyo. Siempre había sido un luchador, desde sus tiempos como campeón mundial de los pesos pesados hasta toda su carrera como Wildcat luchando contra el crimen. La vida “civil”, por así decirlo, era extraña para él y le estaba costando acostumbrarse. Aunque seguía en contacto directo con la SJA como uno de los administradores de la fundación Dodds no era lo mismo que estar en activo.

Eres un jubilado, admítelo, viejo gato.- Pensaba Ted.

-¡Ted, amigo!

Ted vio a Al Rothstein, alias Nuklon, acompañado de alguien que el ex-Wildcat no conocía pero que le recordaba a Hector Hall en su antigua identidad.

-Veo que le estas enseñando esto al novato.- dijo Ted son buen humor.- Soy Ted Grant, aunque hasta hace poco solía ser Wildcat.

- Encantado de saludarte. Mi abuelo era uno de tus mayores admiradores cuando boxeabas. Soy Alex Friedman, Silver Scarab.

-Tu abuelo, ¿he? Eso me recuerda que ya no soy ningún chaval.- dijo esbozando una sonrisa.-Silver

-Bienvenido al club, chico, creo que te irá bien y alcanzarás lo mejor de ti mismo.- Dijo Ted poniéndole una mano encima del hombro.- Recuerda que para eso está la SJA, para indicarnos lo mejor que podemos ser.

Se escuchó un sonido agudo resonando por cada rincón de la mansión.

-¿Qué es ese ruido?- preguntó Silver Scarab sorprendido.

-Hay una emergencia, tenemos que acudir a la sala de reuniones.- Aclaró Nuklon.- ¡Nos vemos, Ted!

Ted los despidió y se dio la vuelta tarareando una canción mientras pensaba que ese viejo cosquilleó antes de entrar en acción quizás desaparecería en cuanto sudase la gota gorda en el gimnasio.

Nuklon y Silver Scarab fueron los últimos en llegar a la sala de reunión de la Sociedad.

-Parece que tendréis vuestro bautismo de fuego antes de lo que pensabais.- dijo Hourman mirando a Silver Scarab y a Phantom Lady.- Una criatura que coincide con la descripción de Solomon Grundy está causando el caos en la ciudad.

-¿Solomon Grundy? ¿Cómo la canción infantil?-preguntó intrigada Phantom Lady.

-Un auténtico dolor de cabeza.- apuntó Obsidian.

-No podemos perder el tiempo hablando, nos necesitan.- dijo Hourman con autoridad.- ¡Movámonos!


Hombres y mujeres huían aterrados de lo que parecía una auténtica zona de guerra. La bestial e indestructible criatura conocida como Solomon Grundy(19) arrasaba todo a su paso. Aplastaba coches con sus manos desnudas y arrancaba el asfalto para arrojarlo contra quienes se cruzaban en su camino. La policía intentaba detenerlo con nulo éxito.

-¿Qué demonios es ese muerto andante?- gritó el sargento Collins sin dejar de disparar su arma reglamentaria. A su lado, su compañera la teniente Douglas descargaba su cargador en la carne muerta de Grundy; que no sentía los disparos más que como si fuesen un leve cosquilleo en su piel.

-Me picáis como abejas ¡pero nada puede detener a Solomon Grundy!- Gritó la criatura levantando sus puños para descargar su furia sobre los indefensos miembros del cuerpo de policía. Justo cuando pensaban que sus vidas terminarían de inmediato y para sorpresa de todos ellos, los brazos de Grundy los atravesaron como si fuesen inmateriales.

-¿He? ¡Sois transparentes!

-¡Cortesía de Phantom Lady, zombi!- dijo Phantom Lady que estaba tocando a los asustados policías.

Las Esferas T rodearon a Grundy, dando vueltas alrededor suyo y soltando descargas eléctricas por diferentes frentes, lo que pareció enfurecerlo aún más.

-¡Me habéis traído a la ciudad! ¡Odio la ciudad!- gritaba mientras intentaba alcanzar los artilugios tecnológicos.

Habla como si le hubiesen traído en contra de su voluntad- pensó Hourman.- Ya habrá tiempo de reflexionar sobre eso.

-Phantom Lady saca a esos policías de la zona de peligro mientras las Esferas de Terrific distraen a Grundy.- ordenó Hourman.- Courtney intenta aturdirlo con unas ráfagas de energía de tu cetro cósmico mientras evacuamos los alrededores.

-Bolas de metal molestan a Grundy y lo que a Grundy molesta ¡lo destruye!- Dijo dando una palmada que creó una onda de choque que derribó a las esferas.

-Ey, los cacharros de Terrific son muy caros ¿sabes?- dijo Stargirl volando sobre Grundy y apuntando con su cetro cósmico a la grotesca criatura.

La energía de la vara se descargó contra Solomon Grundy con dureza.

-Chica estrellada molesta a Grundy ¡Pero ya no más!

Grundy levantó un autobús y lo arrojó contra la joven.

Antes de que alcanzase a Stargirl el vehículo fue neutralizado en el aire por un intenso rayo solar y convertido en chatarra.

-Muchas gracias, Silver Scarab.- dijo Stargirl mirando al héroe plateado.

Stargirl se lanzó contra Grundy, dándole un golpe en pleno pecho con su vara que hizo lanzar chispas de energía debido al impacto.

-Has dañado a Grundy ¡Muere, chica estrellada!- gritó agarrando la vara cósmica de Stargirl y arrojándola a ella y a su portadora como si fuesen sólo un insecto que simplemente le molestase.

-¡Es hora de pararte los pies, Grundy!

Haces de energía esmeralda deslumbraron al cadáver andante.

La odiosa luz verde! ¡Odio la luz verde!

Jade descendió sobre Grundy e intentó hablar con voz calmada y tranquilizadora.

-Tú no quieres hacerme daño, ¿verdad Grundy?

Jade emitió un brillo tenue, intentando no soliviantar más a la criatura. Tiempo atrás, Grundy sintió una especie de devoción por ella, e intentaba acceder a esos recuerdos para que confiase de nuevo en lo que le decía y al menos distraerlo el tiempo suficiente para que sus compañeros consigan evacuar las inmediaciones.

Solomon Grundy miraba como hipnotizado a la hermosa chica esmeralda. Que aterrizo a su lado y se acercó cuidadosamente a él.

Silver Scarab se quedó asombrado. Parece que ese monstruo se calma con las palabras de Jade.-pensó Alex.- Es como si fuesen la bella y la bestia.

-Grundy recuerda a la hija del odiado Green Lantern. Dijo ser amiga de Grundy ¡y mintió como todos!

Y con una velocidad que nadie se podía imaginar para alguien de su envergadura y tamaño, Grundy sujetó a Jade por el cuello estrangulándola.

-¡Suelta a mi hermana, monstruo!

Obsidian apareció en su forma sombra y atacó a Grundy dándole un golpe en pleno rostro que hizo que soltase a Jade, que se llevó las manos a su cuello y quedándose sin respiración

-Grundy te recuerda, hombre-sombra ¡y sabe cómo hacerte daño!

La criatura lanzó un puñetazo que derribó al hermano mellizo de Jade, lanzándolo a varios metros de distancia. Su forma sombra intangible se quedó aturdida en el suelo, con la mitad de su cuerpo atravesando un muro. Había olvidado que Grundy podía enfrentarse con él en su forma sombra.

Grundy se acercaba amenazadoramente a la aún conmocionada Jade. Mister Terrific analizó con rapidez la situación y reactivó sus Esferas-T.

Las cuatro esferas al unisonó emitieron una onda de sonido estridente que hicieron llevarse las manos a los oídos a Grundy.

Phantom Lady aprovechó esa distracción para aparecer delante de Jade y teletransportarse ambas lejos de allí a través de un pequeño portal creado por sus bandas.

El sonido enloquecía al mastodonte de Grundy, capturó en el aire una de las esferas y la lanzó contra las otras, haciendo que el sonido se detuviese.

Hourman decidió que era el momento de actuar. Activó el botón de su guantelete que le suministraba la formula miraclo a su cuerpo proporcionándole fuerza y resistencia sobrehumanas. Se lanzó a un intercambio de golpes con el muerto viviente. El ímpetu de Hourman fue tal que hizo retroceder a Grundy ante el torbellino de impactos por todo el cuerpo producidos por los puños de Hourman.

Durante unos instantes, creyó ser capaz de derribar a un oponente tan temible como el monstruo del pantano. Y en ese momento la criatura paró su puño con una de sus enormes manos y apretó con fuerza aplastándole el puño hasta hacer que Hourman se pudiese de rodillas por el dolor causado.

-Hombre encapuchado es fuerte, pero no tanto como Grundy.- dijo la criatura dándole un manotazo a Hourman que le arrojó en el aire.

Silver Scarab voló velozmente dejando una estela dorada a su paso y atrapando al líder de la SJA.

-¿Estas bien, Hourman?

-S-si, sólo necesito unos instantes para recuperar el aliento.- contestó Rick Tyler algo dolorido.

Solomon Grundy rugió triunfante.

-¡Nadie puede detener a Solomon Grundy!

Una inmensa sombra cayó sobre la criatura no muerta.

El pie gigantesco de Nuklon se cernió sobre Grundy, hundiéndolo en el asfalto.

-¿No sabes el dicho? Siempre hay un pez más grande, Grundy.- dijo Nuklon que había aumentado su tamaño hasta ocho metros de altura.

El suelo tembló y Nuklon sintió como se desequilibraba cuando el monstruoso ser lo sujetó de la pierna y lo derribó, haciéndole caer como un árbol recién talado.

-Grundy siempre es el más grande, gigante.- exclamó con el rostro descompuesto por la rabia.- Ahora estoy furioso y ¡vais a pagarlo!

Ma Hunkel(20) abrió el horno y sacó una bandeja de galletitas recién horneadas. Las depositó con mucho mimo y cuidado en una fuente para servir. –Cuando vuelven de una misión siempre tienen hambre-Pensó. Realmente resultaba agradable ver de nuevo caras nuevas por la mansión. Aunque echaba de menos a sus amigos Jay, Alan y otros tantos, la vida seguía y las nuevas generaciones venían pisando fuerte, como debía ser.

Escuchó un ruido en la cocina y no pudo evitar una sonrisa pensando que seguro que sería el bueno de Ted que le había llegado el olor de las galletas. Ted tenía un apetito voraz cuando se trataba de sus galletas caseras. Le apartaría unas pocas y le serviría una taza de café mientras esperaban juntos al resto de la Sociedad.

-Deja de rondar cerca de la cocina buscando comida, Ted, ya te llevo tus galletas favoritas.-Comenzó a decir la anciana saliendo con la cafetera humeante y la fuente de comida y una sonrisa como siempre en su rostro amable.

Una sombra se movió repentinamente, y la fuente cayó de las manos de Ma Hunkel estrellándose en el suelo mientras un gemido salió de su garganta.

En la enfermería, el cuerpo metálico de Robotman permanecía totalmente inmóvil, cuando de repente las baterías de Robotman se terminaron de recarga por completo y Robert Crane se reactivó inmediatamente. Se dio cuenta rápidamente que estaba sólo en las instalaciones médicas. –Sin duda Mid-nite tendrá otras ocupaciones que vigilar a un montón de hojalata como yo.- Pensó Crane. Se quitó las conexiones y decidió que ya era hora de salir de la enfermería.

Caminó por los amplios salones de la mansión pensando en lo que haría a partir de ese momento. Tan ensimismado se hallaba en sus pensamientos que no se dio cuenta de que una extraña sustancia comenzaba a formarse bajo sus pies. Una masa cambiante e informe le rodeó impidiéndole moverse e intentando absorberlo en un cuerpo que se formaba, un humanoide lleno de pústulas por toda su piel, y cuya forma oscilaba rápidamente.

Robotman luchaba con todas sus fuerzas pero no conseguía liberarse de la presa de la extraña criatura que lo engullía.


Mid-nite se hallaba sentado en la sala de monitores, vigilando cualquier alerta que pudiese llegar mientras el resto de la Sociedad se enfrentaba a la amenaza que había surgido en la ciudad. Todo parecía extrañamente tranquilo, demasiado tranquilo a su juicio. La labor de monitorizar era aburrida en ocasiones, pero necesaria. Si no fuese porque era su turno, iría al gimnasio a ejercitarse junto a Ted. Era curioso, Ted ya no era miembro activo pero le gustaba pasarse a menudo a verlos, se preguntaba si el tener su propio negocio personal le llenaba lo suficiente o un viejo soldado como él echaba de menos la acción diaria de héroe.

Escuchó un llanto, se dio la vuelta y en la puerta de la sala de monitores se hallaba un niño pequeño de no más de diez años. Parecía asustado y tenía los ojos llorosos. ¿Cómo había podido entrar sin que se activasen las alarmas ni los sistemas de seguridad?

-No tengas miedo, pequeño, nadie te hará daño.- dijo Mid-nite acercándose al niño.

El muchacho miró a Mid-nite y en sus ojos ya no había rastro alguno de temor, si no de ira. En apenas un instante el menudo cuerpo del niño se transformó en un cuerpo titánico de piel pétrea que le sujetó por el cuello levantándolo en el aire como si fuese un simple muñeco.

-No se preocupe, Herr Doctor, no le mataremos por el momento.

Un hombre o lo que quedaba de él era quien hablaba. Su piel estaba podrida, sus ojos eran rojos, como dos carbones encendidos. Llevaba una especie de túnica negra con una capucha que le cubría parte de su cráneo. A su lado un anciano bajito, delgado, de unos setenta y tantos años, de piel grisácea y apergaminada, cabello blanco intenso. Se apoyaba en un bastón de madera acabado en una cabeza metálica que representaba algún demonio horrendo. Le acompañaba un hombre alto, musculoso, de rasgos germanos clásicos. Vestía un uniforme negro militar, sonrió, dejando mostrar que llevaba los dientes afilados. Una hermosa mujer rubia de ojos azules, enfundada en un ajustado uniforme militar con una gorra y una falda corta observaba con ojos crueles.

-Primera fase concretada. ¡El cuartel general de la Sociedad de la Justicia es nuestro!- dijo el hombre de piel putrefacta con satisfacción.



Continuará…
Nota del autor: Agradecimientos a Roberto Cruz por su infinita paciencia y por esta oportunidad.

Referencias:
(1) Hourman (Rick Tyler): Hijo del Hourman original y antiguo miembro de Infinity Inc, se “enganchó” a la píldora Miraclo que le daba sus poderes, creándole una fuerte adicción que consiguió superar. Ha eliminado el efecto adictivo en una nueva píldora Miraclo que además de aumentarle la fuerza y la agilidad tiene premoniciones que le permiten ver una hora en el futuro
(2) Mister Terrific (Michael Holt) es considerado uno de los hombres más inteligentes del mundo. Fruto de su ingenio son sus Esferas-T, una artilugios muy sofisticados equipados con una amplia gama de sensores que le permiten acceder a cualquier red informática, proyectar hologramas o campos eléctricos, le proporcionan transporte (soportando su peso) o pueden actuar como proyectiles. Obedecen sus órdenes verbales y mentales
(3) Flash, Wildcat y Sentinel. Los tres han decidido "retirarse" de la parte activa del grupo (ver Superman #20 ) y son los administradores de la Fundación Wesley Dodds, la Fundación que financia a la SJA. El destino de Power Girl se verá en la saga Crisis en el Tiempo de la JSA cuya resolución tendremos en Tierra-53 y AT próximamente.
(4) Jade es el nombre en código de Jennie-Lynn Hayden,. Cariñosamente conocida como "Jennie" o "Jen", es la hija de Alan Scott, el Linterna Verde de la Edad de Oro que también ha sido conocido como Sentinel. Su madre es Rose Canton, la villana de la Edad de Oro conocida como Espina
(5) Infinity Inc. Era un equipo de superhéroes, en su mayoría compuesto de los hijos y herederos de la Sociedad de la Justicia de América o de la llamada Edad Dorada.
(6) Nuklon (Albert Rothstein): Fue el miembro de Infinity Inc. conocido como Nuklon. Nieto del villano Ciclotrón, y ahijado del Atom original, de los años 40. Durante un tiempo se llamo Atom-Smasher. Tiene fuerza sobrehumana y puede aumentar su tamaño.
(7) Stargirl (Courtney Whitmore): Hijastra del Stripsy, compañero del Star Spangled Kid Original, del cual cogió el cinturón que le da fuerza y agilidad.  “heredó” el cetro cósmico de Starman.
(8) Obsidian es hijo biológico del Linterna Verde Alan Scott y de Rose Canton, la villana Espina. También es hermano gemelo de Jennie-Lynn Hayden, la superheroína Jade.
(9) Hector Hall: Hijo de Carter y Shiera. Fue miembro de Infinity Inc. como Silver Scarab y fue asesinado por una de las reencarnaciones de Hath Set. Actualmente es el nuevo Doctor Fate, que utiliza los poderes del casco, capa y amuleto de Nabu, antiguo mago egipcio. Cuando Héctor se pone el casco oye constantemente la voz de Nabu en susurros. Se le considera una de los hechiceros más grandes.
(10) En JSA: Tierra de tinieblas (Norma Editorial, 2003)  y JSA vol. 1 nº 9 (Planeta DeAgostini)
(11) El Departamento de Operaciones Extranormales (“Department of Extranormal Operations” ó D.E.O.) es una rama del gobierno americano dedicada a monitorizar las actividades superhumanas con el fin de proteger al público en general de cualquier amenaza relacionada con dichas actividades. Habitualmente suelen colaborar con los conocidos como “superhéroes” pero no lo hacen siempre…
(12) No confundir con Cliff Steel de la Doom Patrol.
(13) Un pequeño resumen del origen y carrera del Robotman de la Golden Age.
(14) Obsidian  fue corrompido por Ian Karkull, se volvió maligno y utilizó su poderes de las sombras para extender la oscuridad alrededor del mundo. Después de ser derrotado por su padre, se retiró al país de las sombras ("Shadowlands"), el plano dimensional de donde obtiene sus poderes. Más tarde se unió a los villanos Mordru y Eclipso para vengarse, sin éxito, de Linterna Verde y la SJA. Tras su derrota, Obsidian fue curado de su desequilibrio mental y perdió aparentemente sus poderes
(15) Carter Hall, Hawkman.
(16) Como vimos en  la saga “Un grito por la Justicia” en Liga de la Justicia #01-03
(17) En Liga de la Justicia #01
(18) Wildcat (Ted Grant): Campeón de Boxeo en la categoría de pesos pesados en los 40, a pesar de su edad se conserva bastante bien. Fue entrenador de Bruce Wayne y Selina Kyle (Catwoman), y parece ser que tiene 9 vidas, aunque ya ha perdido alguna.
(19) Solomon Grundy: A finales del siglo XIX, el acomodado comerciante Cyrus Gold es asesinado y su cuerpo es abandonado en un pantano a las afueras de Gotham City. Cincuenta años más tarde, el cuerpo es reanimado con casi ninguna memoria de su pasado. Una de las pocas cosas que podía recordar era "nacido un lunes", por lo que un hombre lo relacionó la canción infantil de Solomon Grundy, adoptando la frase "Solomon Grundy, nacido un lunes". Cada vez que muere, renace con una placenta diferente de la personalidad de Cyrus, resultando que si en una aparición es un ser violento o ambicioso, en otra puede ser benévolo o inteligente.
(20) Mathilda Abigail "Ma" Hunkel es la antigua superhéroina de la década de los 40 conocida como Tornado Rojo. Es miembro honoraria de la SJA. Actualmente es la cuidadora de la mansión. "Ma"  Hunkel es muy apreciada por todos los miembros de la Sociedad, en parte debido a sus conocimientos como experta en cocina, especialmente cuando se trata de horneados.

1 comentario:

  1. Comentario realizado por Tomás Sendarrubias el 06/11/2011 y extraído de nuestro antiguo Libro de Visitas (www.gritos.com/at):

    "Leído el primer número de la SJA, Miguel Ángel, buen número de presentación. Ya tenemos al equipo y la amenaza inicial... que resulta no ser la que parece... Seguiremos atentos desde la Distinguida Competencia... "

    ResponderEliminar